Economía isagen

Publicado el enero 25th, 2016 | Por Rosa Mendoza

“Estamos listos para comprar todas las acciones de Isagén”

 

Si en las próximas semanas toman la decisión de vender su participación quienes controlan aún el 42,39 por ciento de la generadora de energía Isagén, Brookfield Asset Management tendrá que desembolsillar otros 4,77 billones de pesos para comprarles, tal como lo ordena la ley.

Es lo que están dispuestos a hacer los inversionistas canadienses, quienes el viernes de la semana anterior cerraron la compra del 57,61 por ciento de la compañía colombiana tras girarle a la Nación los cerca de 6,5 billones de pesos por sus más de 1.570 millones de acciones.

Dos de los más altos ejecutivos de Brookfield, Harry Goldgut y Sachin Shah, quienes han estado al frente de toda la operación de compra de la generadora de energía, le respondieron a EL TIEMPO que están dispuestos a comprar la totalidad de las acciones ofrecidas (de Isagén), y “tenemos los recursos para hacerlo”, precisaron.

Los directivos también fueron enfáticos al señalar que cuentan con la liquidez suficiente para realizar no solo las inversiones que sean necesarias para potenciar la compañía en sus distintos frentes sino también las que requiera el país para fortalecer su capacidad energética en el futuro.

Los representantes de Brookfield señalaron que se encuentran tranquilos y confiados frente a los procesos que se adelantan en el país ante distintas instancias judiciales por la venta de Isagén, uno de los activos energéticos más importantes con que contaba el país.

No obstante, se abstuvieron de responder a la pregunta de si, en el evento de que alguno de esos procesos pendientes por resolver fallara en contra de la operación de Isagén, estaba contemplada alguna cláusula referente a indemnizaciones por daños o perjuicios, pues una decisión de esa naturaleza podría hacer que se cayera toda la operación de venta de la compañía.

¿Para cuándo estaría contemplada la oferta de compra de acciones (OPA) para los accionistas minoritarios de Isagén?

El reglamento del proceso de enajenación nos obliga a formular dos OPA, una dentro de los 60 días siguientes al cierre de la transacción y otra no antes de cuatro meses, pero a más tardar seis meses después de la fecha de cierre de la transacción. Ambas ofertas van dirigidas a todos los accionistas actuales, quienes podrán vender sus acciones sin importar su porcentaje de propiedad.

Si todos los minoritarios deciden vender sus participaciones, ¿Brookfield cuenta con los recursos para atender la compra?

Sí. Esto es una posibilidad que hemos contemplado desde el principio de nuestro análisis. Estamos preparados para comprar la totalidad de las acciones ofrecidas y tenemos los recursos para hacerlo.

¿Cuáles son los planes de Brookfield para continuar fortaleciendo la capacidad energética de Isagén y del país?

Nuestra intención es la de seguir operando a Isagén con la gerencia y los empleados existentes y llevar a cabo las oportunidades de desarrollo de la compañía a medida que las necesidades energéticas del país crezcan.

La empresa tiene actualmente varios proyectos de nuevos desarrollos en diversas tecnologías renovables, incluidas la hídrica, eólica y geotérmica. Todas estas son tecnologías en las cuales nos interesa invertir. Tenemos la experiencia en crecer un negocio de energía renovable de 3 a 250 plantas y hemos construido numerosos proyectos de generación renovable. Junto con el equipo gerencial y el resto de empleados de Isagén, tenemos la intención de crecer el negocio hacia adelante.

Con esta adquisición y los recursos invertidos, ¿Brookfield cuenta con la liquidez suficiente para continuar fortaleciendo su capacidad de generación de energía, una vez el Gobierno convoque a futuras subastas para tal fin?

Sí. Tenemos la liquidez y capacidad financiera suficiente para continuar fortaleciendo su capacidad de generación de energía cuando el Gobierno convoque a futuras subastas para tal fin. Como le mencionamos anteriormente, nuestra intención es que Isagén siga creciendo en la medida en que siga aumentando la demanda energética del país.

¿Los procesos legales pendientes en Colombia de alguna forma les generan una sensación de inseguridad jurídica sobre el país?

No. Colombia se ha caracterizado por ser un país con tradición democrática, cumplimiento de la ley y una institucionalidad fuerte. Entendemos que haya debate con respecto a un proceso de la naturaleza de esta venta y consideramos esto como parte del fortalecimiento de una democracia.

Ustedes se estrenaron hace 4 años en Colombia con la compra de la Empresa de Energía de Boyacá (Ebsa), ¿en qué va esa inversión?

Hemos invertido para aumentar aproximadamente un 20 por ciento la capacidad de la red y tenemos un plan de inversión en ejecución para elevar la capacidad de red en otro 15 por ciento en los próximos cinco años.

La Empresa de Energía de Boyacá (Ebsa) tiene un nivel de servicio por encima del 99 por ciento, de modo que nos sentimos muy orgullosos de nuestra compañía y de nuestro equipo de colaboradores en el departamento de Boyacá.

Aunque son compañías en diferentes partes de la cadena energética y de diferente escala, esperamos poder aplicar todo el conocimiento que hemos aprendido de Colombia y de su sistema energético para que el equipo humano de Isagén pueda seguir creciendo y manteniendo el liderazgo de la empresa en su industria.

El negocio del 2016

Sin que se conozca hasta ahora el porcentaje adicional de la compañía de energía Isagén que el fondo canadiense Brookfield pueda adquirir de los inversionistas privados, solo el 57,6 por ciento adquirido ya ubica este negocio como uno de los más importantes del 2016 en cuanto a recursos involucrados.

La razón es que a los 6,5 billones de pesos que recibió la Nación el viernes anterior, se pueden sumar otros 4,77 billones, con lo que el negocio sumaría unos 11,2 billones, una cifra difícil de superar.

Las directivas de Empresas Públicas de Medellín (EPM) ya han dejado ver su interés de salir del 13,14 por ciento que tienen en Isagén, equivalentes a 358,3 millones de acciones que, a un precio de 4.130 pesos por acción, daría 1,5 billones de pesos mal contados.

Tomado de El Tiempo.com




Volver a Inicio ↑
  • Audio-en-Vivo-feaktiva

ChatClick here to chat!+