Salud Mujeres-embarazadas

Publicado el enero 20th, 2016 | Por Rosa Mendoza

Lo que debe saber toda mujer embarazada sobre el virus del zika

El país atraviesa por una seria epidemia de esta enfermedad. Autoridades brindan recomendaciones.

Hoy, Colombia es foco de contagio de un ‘coctel’ complejo de enfermedades virales, que tiene a grupos de la población en riesgo potencial, en especial a las mujeres embarazadas y los niños; se trata de los virus dengue, chikunguña y zika.

Precisamente, sobre el virus del zika, el Ministerio de Salud y Protección Social, en cabeza del ministro Alejandro Gaviria Uribe, dio a conocer, en circular oficial, los lineamientos sobre el plan de contingencia y acción, dirigido a los diferentes actores gubernamentales, estamentos de salud y población del país, indicando cómo se debe atender a los pacientes con sospecha o confirmación de infección por zika.

A la vez, el Ministerio, en el mismo documento, hace una ‘recomendación especial’, en la que se pide a las parejas que vivan en Colombia, no embarazarse antes del julio del 2016, por el alto riesgo de que los niños nacidos de mujeres infectadas con el virus, nazcan con malformaciones congénitas y alteraciones neurológicas.

Además, el llamado es a que las mujeres embarazadas que no vivan en las zonas de influencia, es decir, donde se encuentra el virus, no viajen por el mismo periodo a estos departamentos y sus municipios.

Hasta el momento, la enfermedad ha hecho presencia en los departamentos de Norte de Santander, Antioquia, Tolima, Caldas, Putumayo, Huila, Atlántico, Magdalena, Bolívar, Arauca, Santander, Risaralda y Cundinamarca.

¿Cómo se contagia?

Resulta importante que el chikunguña, el dengue y el zika, este último en el pico más alto de contagio e incidencia en el país, comparten su origen, pues son virus transmitidos por el mismo mosquito: el Aedes aegypti y, además, “se concentran en zonas que están por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar”, informó el infectólogo Carlos Arturo Álvarez, expresidente de la Asociación Colombiana de Infectología.

Por su parte, Jazmín Pinzón Suárez, epidemióloga y jefa de Epidemiología de la Unidad de Investigación, de la Clínica Universidad de la Sabana, indica que “el contagio se adquiere por la picadura directa del zancudo (vector) infectado, aunque se han encontrado casos de trasmisión vertical (madre e hijo), en menor incidencia en el mundo”.

Por ello, es importante que las actuales y futuras madres conozcan de estas enfermedades para que tomen precauciones si viven en las zonas de influencia, y prevengan cualquier contacto del zancudo con sus niños, familiares y ellas mismas, en especial, si están en los primeros tres meses de gestación, etapa en la que el feto está en plena formación, y cuyo contagio del vector transmisor puede traer graves consecuencias, tanto para la madre como para su hijo.

Embarazadas de alto riesgo

En el caso particular del zika, el Instituto Nacional de Salud (INS) informó que existen más de 11.000 casos de la enfermedad, y de esa cifra se destaca el número de mujeres embarazadas contagiadas con el virus, cuyos casos confirmados ascienden a los 459 y otros están en seguimiento.

Si la enfermedad se confirma en una gestante existe el riesgo de que su hijo padezca microcefalia, que impide que el cerebro no se desarrolle con normalidad, igualmente puede presentar retraso mental severo, y en el peor de los casos, la muerte.

Al respecto, en días pasados, el viceministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, declaró como embarazos de alto riesgo aquellos de mujeres que contraigan el virus del zika. Este lineamiento del MinSalud se dio a raíz del aumento, durante el mes pasado, de los casos de microcefalia y otras alteraciones neurológicas en recién nacidos de mujeres gestantes con zika, en Brasil.

El funcionario también explicó que, en los servicios de urgencias, estos casos deben ser atendidos de inmediato, con toma de exámenes de sangre y seguimiento ecográfico continuo a lo largo de la gestación con todo el apoyo de su EPS. Además, las pacientes deben ser reportadas ante el Sivigila, Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública, del INS.

Pese a la alerta existente, el Viceministro ha hecho énfasis en que no está confirmado que siempre que una mujer en embarazo adquiera el virus, el feto sufrirá alteraciones neurológicas, pero insistió en que el llamado es a la prevención.

El momento climático por el que pasa el país ha sido, en cierta medida, caldo de cultivo para la multiplicación y expansión de los virus. Colombia vive, actualmente, sequías y episodios de lluvia, característicos del fenómeno del Niño.

Por ello es primordial atender a las recomendaciones de los entes de salud nacional, que piden, entre otros, extremar las medidas y mantener limpios vertimientos de agua, potenciales criaderos del zancudo transmisor.

Proteja así a sus niños

  1. Tome abundante agua y dela también a sus niños para evitar la deshidratación.
  2. Use mosquiteros o toldillos para protegerse de la picadura de los mosquitos al descansar, y cubra puertas y ventanas en áreas donde exista la posibilidad de infección por dengue, zika y chikunguña.
  3. Mantenga cubiertos tanques, lavaderos, vertederos, y bebederos de agua para animales, entre otros. Cierre muy bien las bolsas de basura.
  4. Verifique que en áreas como los patios no existan elementos que permitan almacenar agua en los periodos de lluvias, tales como botellas, llantas, baldes o tanques que no estén en uso.
  5. Utilice protección solar primero y luego repelentes. Tenga en cuenta la edad de su niño y lea muy bien los componentes del producto. Recuerde que los repelentes en barra brindan solo una hora de protección contra los insectos.
  6. Vista a sus niños con ropa de manga larga, fresca y de colores claros.

Manténgase alerta ante los síntomas

Sika: aparición de rash (piquiña y brote) asociado a fiebre intensa, conjuntivitis no purulenta, dolor articular en miembros inferiores y fuertes dolores de cabeza.

Chikunguña: fiebre de más de 5 días asociada a fuertes dolores articulares, dolor abdominal, alteración de la conciencia (irritabilidad, mareos) y vómito.

Dengue: fiebre intensa, dolor de cabeza y abdominal persistente, vómito, sangrado en encías o presentación de ‘morados o negros’ en los pies (no asociado a golpes)

El contagio puede afectar al feto con graves consecuencias

Los tres virus que transmite el diminuto mosquito de la familia Aedes tienen diferentes consecuencias, unas ya confirmadas y otras que requieren más y profundos estudios especializados para determinar su real impacto, tanto en las embarazadas como en los fetos y recién nacidos.

Al hablar del dengue, por ejemplo, Elkin Osorio Saldarriaga, director de promoción y prevención del Ministerio de Salud y Protección Social, indica que cuando la mujer está embarazada y padece de chikunguña se puede presentar “una condición compartida de riesgo entre el recién nacido y la mamá. Es posible que antes del parto se presenten algunas complicaciones, en razón a la sintomatología y las condiciones de la mujer, pues las maternas, en general, tienen circunstancias inmunológicas especiales y de vulnerabilidad, distintas y particulares, a las de la población general. Y por eso es mejor tenerlas en observación directa”.

 

 




Volver a Inicio ↑
  • Audio-en-Vivo-feaktiva

ChatClick here to chat!+